“La Pampa tiene sistemas de salud y de educación muy buenos”, destacó la médica venezolana Carla Briceño, quien desde hace cuatro meses se desempeña en el centro de salud de Metileo. “Hacía 23 años que no teníamos un médico residente en el pueblo y la salud para nosotros es una gran prioridad”, destacó el intendente de Metileo, Juan Carlos Pavoni.

En La Pampa, actualmente hay médicos venezolanos distribuidos en 25 de Mayo, General Pico, Caleufú, Guatraché, General Acha, General Pico, Victorica, Santa Isabel, General San Martín, Macachín y Doblas. “Algunos hace más de dos años que están trabajando y la mayoría con excelentes resultados”, destacaron fuentes del Ministerio de Salud de La Pampa.

“Esto no es nada nuevo porque en La Pampa siempre vinieron médicos foráneos”, destacaron los interlocutores. Y explicaron que en La Pampa “había algunos pueblos como Metileo, Villa Mirasol, Vértiz y varios más que no tenían médicos residentes, y en los últimos dos años, el 95 por ciento de los pueblos con más de 500 habitantes, todos tienen médicos residentes porque es una política del gobierno provincial”.

Más de 800 médicos venezolanos
Hay un total de 803 médicos venezolanos que, desde el año 2018, ya convalidaron sus títulos en Argentina. Mayoritariamente sus familias quedaron en el país ubicado en la costa norte de América del Sur, que tiene enormes atracciones turísticas, pero desde 2015 sufre la hostilidad de Estados Unidos que le impide acceder a recursos de diversas índoles, e impacta en la vida de millones de pobladores.

Salud, educación y alimentación se encuentran entre las más afectadas por el intervencionismo yanqui, que apunta a asfixiar la economía y generar una crisis con la aplicación de medidas extraterritoriales que inciden en la soberanía de los pueblos.

La situación derivó en el éxodo de profesionales que buscan nuevos horizontes en distintas partes del mundo. Así llegó hace más de dos años y medio la doctora Carla Briceño con su marido -que es abogado- Arturo Mendoza a Buenos Aires, proveniente de Los Andes (región de Mérida), ubicada en la zona noroeste del país boricua y donde se encuentra el Parque Nacional de la Sierra Nevada.

En Argentina revalidó el título aniversario que alcanzó en la Universidad de Los Andes, y la Asociación de Médicos Venezolanos en Argentinos, le informaron que en La Pampa podía insertarse en el sistema de salud público. Así desembarcó hace cuatro meses en la posta sanitaria de Metileo, ya con una pequeña hija de pocos meses.

“Me gusta y me sorprendió
La posta sanitaria de Metileo después de 23 años cuenta con un profesional de salud residente en la localidad. “Es una localidad muy bonita y organizada, recién me estoy adaptando pero la gente es muy buena y el centro (de salud) esta muy organizado”, destacó la médica Carla Briceño.

La profesional venezolana trabaja actualmente con dos enfermeras y dos choferes de ambulancia. “Los sistemas de salud y educación de La Pampa son muy buenos, me gustó y me sorprendió”, destacó la entrevistada. “Acá hay un buen abordaje epidemiológico y se brinda todos los servicios a los pacientes”, resaltó.

Explicó que arribó a Argentina por el “deterioro que generó la crisis económica” en Venezuela. “Hay una crisis muy fuerte producto de la situación interna generada por malas políticas”, cuestionó -escuetamente- la entrevistada.

“Mudanza difícil»
Carla tiene 30 años y en Metileo como aún no se registraron casos de Covid-19, la mayoría de las consultas que atiende son por enfermedades preexistentes que se han sostenido.

“La mudanza al pueblo no fue fácil, en plena pandemia y con un recién nacido. Pero la gente es muy amable y estoy contenta de poder ayudarlos en este momento, de ejercer como médica”, dijo Carla en declaraciones al sitio Redacción, un proyecto donde Juan Carr es el director de Relaciones con la Comunidad.

Explicó que estableció “días específicos para consultas de medicina general, controles de niños sanos y embarazos”.

“De esta manera estamos preparados para recibir otro tipo de urgencias o pacientes que refieran síntomas de Covid -19, sin poner en riesgo a otros enfermos”, explicó.

“Creo que lo que más le ha costado a la gente es sostener el aislamiento. Las veces que tocó aislar a alguien, la situación siempre se puso tensa. Pero yo sé que, de aparecer un caso positivo y no hacerse las cosas a tiempo, se pueden generar gran cantidad de casos. Porque los habitantes tienen contacto entre ellos y hay ancianos o personas con patologías crónicas, a las que hay que cuidar”, agregó la profesional.

Pavoni destacó el trabajo profesional
El intendente de Metileo, Juan Carlos Pavoni, destacó el trabajo de la doctora Carla Briceño, y resaltó que esta localidad del norte pampeano después de 23 años volvió a tener un profesional de la medicina que reside en el pueblo.

“Nos ha beneficiado mucho en esta situación” de pandemia de Covid-19, dijo el mandatario comunal ante la consulta de este diario.

Pavoni recordó que desde que asumió en la intendencia de Metileo, uno de los “ejes de gobierno” fue la salud. “Así se refaccionó la casa para el médico y los dos consultorios de consultas de la posta sanitaria”, manifestó.

“Hoy estamos abocados a trabajar en salud y proponiendo algunas actividades que serán importantes para la post pandemia”, destacó Pavoni.

Fotos: Facebook